13 enero 2015

Noticias desde la Red.

Votará en las elecciones próximas de mayo. A pesar de que la imprudencia se ha extendido como negro petróleo a través de las Redes Sociales. Lo malo no es que este pueblo con pretensiones de grandeza (y que ha encontrado en facebook y twitter el complemento necesario a su vocación alcahueta)  haya incurrido una vez más en el error de pretender ser el primero en contarlo, el primero en colgar la foto, el primero en montar un corrillo alrededor (aunque todo empezó en Mérida, vaya vd. a saber cómo), lo malo es que los medios de comunicación, sin una comprobación tan simple como un par de llamadas, han dado por válida la noticia de un medio social que en vez de crear revoluciones o solidaridad solo sirve para contar cosas como he comido, he cagado, y por tanto soy feliz.