24 noviembre 2014

Descatalogado y sin indemnización.

Estoy desfasado, desclasificado, descatalogado, atrasado y obsoleto, opuesto (propone también un diccionario) y no es que me oponga, es que aquí todo se hace a destiempo y traspié (tal vez por eso nos gusta tanto el furbo), en regates en el último minuto y goles por la escuadra. Resulta que mi título de Licenciado vale fuera de las fronteras hispanas (¿Catalonia también?) una mierda y de repente tenemos que montar una comisión para que me dé, si tiene a bien, la equivalencia en grado + máster, que es lo que mola hoy en día. En realidad, uno que se ha considerado siempre antiguo (desde que me conozco y me conozco hace muchos años), se sentía molesto con el tema de que ahora un universitario haga en cuatro años lo que yo hice en cinco, y todas las demás variaciones que sé y no menciono para no ofender a nadie. Porque aquí de lo que se trata es de lo antiguo que soy. Tan antiguo que hice la mili y un año después se suprimió la obligatoriedad. ¿Dónde está el Defensor del Pueblo que me defienda y pida al Estado una indemnización por tanto año perdido? A mí me daban dos (dos años más perdidos a mi morral).