31 octubre 2014

La máquina del tiempo.

En Expaña vivimos en otra época. Cuando nadie quería Monarquía nosotros montamos una Constitucional y ahora que a todo el mundo le importa un comino tener o no Rey, afloran los Republicanos. En ningún sitio como aquí crecen tantos champiñones nacionalistas, niños mimados que en época de crisis han perdido los chupetes. Nada como en Expaña para vivir fuera de la hora, cuando la gente se acuesta en otros lares por aquí empezamos a llegar a casa, vemos la tele hasta el día siguiente y casi conseguimos abrir los ojos un poco después. Todo, parece ser, gracias a Franco que unificó nuestro horario con el alemán. Así semos nosotros, un país desquiciado.