11 julio 2014

Cuernos y pelotas.

No hace mucho que en el noreste de Spain (5-1) se prohibieron las corridas de toros, que  no los toros, a los que se les puede seguir tirando al agua, o poniendo llamas en sus cuernos sin que por ello sean considerados bárbaros. Uno de los superpoderes de quienes gobiernan es hacer que, en ocasiones, lo blanco sea negro y lo negro blanco. Hoy quienes piden activamente un referendum independentista se lo niegan a los Saharauis, y a otros más. No hay toros en Cataluña, ni tampoco  autodeterminación.