12 febrero 2014

Un hombre muerto.

Si tuviera tiempo, ganas y medios (carezco de los tres elementos) haría un estudio sobre cómo se han portado las redes sociales placentinas con el tema del presunto homicida. Las redes no han hecho más que transmitir informaciones falsas y sobre todo miedo, mucho miedo. 
Pero la principal pregunta que haría es: ¿Quién iba subiendo las informaciones a la red? (los comentarios, las suposiciones y los chascarrillos) ¿Quién subió las fotos del hombre abatido? ¿Y las conversaciones de los policías? ¿Cuántos derechos crees que se pisotearon ese día?
Ha sido una mala gestión. Lamento decirlo. Todos cometemos errores.