09 enero 2014

Modernos.

por llamar de alguna forma a los talibanes que exigen matrículas por internet, consulta de saldo desde tu casa en el ordenador o  uso de la firma digital... todo para evitar verte, que no es que huelas mal, es que piensan que el mundo será mejor si mi compañero de diálogo sin diálogo es una pantalla plana (estos talibanes las tienen planas pero son cuadradas) de ordenador. No me entiendan retrógrado, que en la vanguardia de la alfabetización tecnológica hallo amigos como el NCC, pero es que me suena a dictadura: Más allá de la red solo hay un precipicio. Pero para mí el proceso o es natural, o la selección innatural lleva a la muerte. De momento las máquinas no han hecho más que quitar trabajadores, que no trabajo, así que espero del  futuro que sea más  humano, aunque haya pantallas de por medio. Para moderneces los pergaminos que aún podemos leer, cosa que, por cierto,  no podremos hacer en unos pocos años con un disco grabado hoy.