31 octubre 2013

Todos los Santos.

Llega esto del All Hallows' Eve, y sé que muchos vais a hablarme de que no celebremos fiestas americanas, ni nos disfracemos, ni hagamos nada de esas fruslerías extranjeras.
La verdad, prefiero que los niños disfruten, prefiero -yo mismo- disfrazarme, y hacer bobadas, a volver a encender velas para las ánimas benditas. Y como lo cortés no quita lo valiente, seguiré asando castañas, y si volviera a los quince seguiría subiendo al Puerto a emborracharme e intentar ligar. Así que no digáis que no a la diversión venga de donde venga que para misereres ya tenemos de sobra.