11 octubre 2013

Αλφα και το Ωμέγα

Toda la distancia entre la A y la Z se reduce a nada. Los límites son tanto más cercanos cuanto más alejados se hallen. Una pulsación más en el mando y al canal 80 -pongamos por caso- le sigue, de nuevo el 1. El viaje hacia una parte más que alejarte de otra te aproxima. La tierra es redonda, la vida también, el infinito es una utopía inexistente. Nada se aleja más de la vida que la misma y nada es más cercano que la oposición. Lo dijo Moebius. Lo dije.