17 julio 2013

Los mismos perros sujetos por las mismas longanizas.

Mientras Europa mira sorprendida el muddle y se asombra aún más por el reject to resignation, los mismos perros que se reunían con el anterior inútil, a calmar ánimos mientras devoraban los restos bajo la mesa, se reúnen ahora con el actual para seguir tranquilizando mientras terminan las pocas sobras que quedan.