06 junio 2013

Velocidad y Tocino.

La pregunta más manida que nos hacía el profesor de física en bachillerato, y a veces también el de química y matemáticas (¡Ay, yo nunca tuve profesoras!) era, al equivocarnos, ¿qué tiene que ver la velocidad con el tocino?
Resulta que, día sí y día no, encuentro que los investigadores relacionan velocidad y tocino de forma admirable. Acabo de descubrir -con mucho retraso, evidentemente- que un finlandés (sí, de nuestra envidiada Finlandia) ha relacionado lo larga que la tienen los hombres con el Producto Interior Bruto, de manera que en los países más desarrollados se suele tener de tamaño medio (12,5-13,5) y en los no desarrollados se tienen -por decirlo de modo jocoso- bufandas de invierno. Los países que más van creciendo la tienen pequeñita -dijo (y sigue diciendo, ya que ha revisado su estudio más de una vez) Tatu Josef Westling. Imagino, pues, que con nuestro depreciado y decadente P.I.B. Español, la cosa se nos está alargando. Todo tiene un lado positivo, jajjaja.
Bromas aparte, estos estudios de correlación siempre son igual de estúpidos y solo sirven para salir en portadas y para que gentes como yo podamos hacer una entrada de blog.
Si crees que todo esto ha sido una historia, fruto de mi imaginación, (que podría haberlo sido), el estudio original en inglés, del profesor finlandés se encuentra aquí, disponible para su descarga y lectura.