17 junio 2013

Sobran magníficos.

Este gráfico, y otras cosas le ponen a Toharia, a quien por otra parte escucho casi todos los fines de semana en el programa de Pepa, en respuesta a su afirmación (aquí) de que sobran científicos y faltan fontaneros. Afirmación que a mí, que no soy científico, me parece idiota y me choca en alguien a quien considero -como mínimo- de inteligencia media. Y es que por decir, podríamos decir que sobra cualquier cosa en la que no hay trabajo: arquitectos, psicólogos, biólogos, maestros etc., etc. y por lo visto solo deben de faltar curas, que esos sí que tienen trabajo por hacer.
A mí, a lo que me suena esta afirmación es a otras similares que pronuncian gentes que cobran poco dinero, como presidentes de CEOE, directores de Bancos y Cajas Fusionadas, no sé gente de esa que se embolsa una pasta cada mes por decir cosas como que se deben de bajar los salarios, se debe despedir a la gente o no todos tienen que estudiar en la Universidad. Así que me suena a: yo ya tengo mi caviar resuelto y me jode que los demás puedan comer pan porque entonces lo mismo en vez de Beluga tengo que tomarlo de Trucha. Me suena a eso. ¡Ay Toharia, Toharia, dime de qué color es la sopa de almeja primigenia en la que vives!
Otro día hablamos de quienes, como tú, nacieron en una buena época y se jubilaron antes de que todo se estropeara de nuevo. Muchos besos Toharia y que tus nietos no conozcan el paro.