13 junio 2013

Printer resurrected

Mi sobrino informático, de quien ya hablé hace tiempo, el mismo que recuperó el alma perdida y la empaquetó en una cajita negra, ha resucitado un cuerpo muerto. Además lo ha hecho por teléfono (no soy digno de que entres en mi casa -y lo digo sin intención alguna de blasfemia-). Mi sobrino informático vive de la informática, y también de los riesgos laborales, así que de informática sabe mucho. Mucho más que los informáticos adocenados en güindous tras la ventana administrativa. 
Mi sobrino informático ha demostrado una vez más que las grandes empresas construyen para vender más.
-Es que ni se enciende. Dice que la lleve al Servicio Técnico.
-¿Qué modelo es?
-Epson Stylus CX6400
-Espera, espera, espera.... (espero). Aprieta B/N, Color y Pausa a la vez durante un rato, luego reinicia la impresora, seguro que después  funciona.
-¡Tío, eres un genio! Así que no era el hardware
-No, lo hacen así siempre, llevan un contador y al llegar a un determinado número se apagan. Está en páginas especializadas. En inglés, por supuesto.