26 junio 2013

Bájate las bragas.

El problema de considerarse único, elegido, amado por encima de todas las cosas, designado, esperado en largas colas, ídolo de fanáticos, (fanáticos: poco razonables). El problema de considerarte exclusivo, de pensar que has inventado la música, de creer que puedes hacer que la gente se sienta bien contigo. El problema de ser tú y solo tú, sin posibilidad de compatibilidad con nadie más, esperando que todo el mundo venga a ti porque te consideras -sin duda- el mejor. El problema de pensar que todo lo que haces es una patente, inventada por ti, imitada por todos, deseada por el mundo entero. El problema de ser tú es que estás a un paso de pensar que eres dios y que Anagrama y Julio Vivas te adoran. El problema de ser tú es que, seguramente y a pesar de todo, te adoran y se bajarán las bragas y hasta la piel si tú se lo pides.