08 mayo 2013

Contención.

Yo lo llamo contención aunque hay términos lingüísticos que son más apropiados, pero a mi me gusta la palabra contención, porque exige autocontrol, inhibición, probablemente serotonina, de la que debe haber escasez mundial. Castro no tenía ni pizca, y buena parte de los humanos no saben de su existencia. Vas a la presentación de un libro y el presentador asume el papel de protagonista dando vueltas a la idea una y otra vez, vas a un concierto de asociados y te encuentras a un par de cantantes que no pueden parar de cantar, ni de pensar que el público muere de ganas por escuchar una más, otra más, de nuevo más. Vas a una charla y algún ponente desconoce que el tiempo existe, corre y se nos escapa. Contención por favor. Lo bueno, si contenido, es excelente.