06 abril 2013

Por la cara.

En Calamonte dan matrículas gratis en la Universidad Popular por la cara bonita (misses y misteres premiados en no recuerdo qué fiestas del pueblo). No creo que hayan copiado de nadie, sino que más bien se trata del privilegio otorgado por la naturaleza. Los guapos siempre han vivido mejor. La naturaleza los selecciona en virtud de que el resto podamos contemplarlos con anhelo y deseo, y por supuesto podamos servirles, con agrado si nos lo piden. Así que lo de la cara de las caras guapas es, si no genético, como mínimo memético. Lo tienen todo, oiga, se relaciona inteligencia con clase social, y la belleza también, aunque caso de no ser guapo o guapa, la cohorte los ensueña como Apolos o Ateneas. Cosas del poder.
Ahora, para no olvidar que unos pocos (pero montones de ellos) viven infinitamente mejor que otros muchos, nos hablan del Club de Campo gratis total por la cara. Pases VIP para contentar a falsos zurdos y diestros maliciosos, grandes periodistas de investigación y otras gentes llenas de glamour. Nada nuevo en nuestro suelo patrio, ratio essendi, lo que pasa es que ahora con tanto paro, tantas empresas en quiebra y tantas depresiones incurables, jode mucho más. Mucho más.