08 febrero 2013

Yo soy Dios y tú una mierda.

A Juanito me lo imagino con pocas ideas, o no muy claras. Empezador de cosas y finalizador de pocas. Pero realmente no lo sé. Sí sé que cuando hizo la Ingeniería Técnica no era un Grado, aunque ahora lo proclame. Y sé también que intentó la vía política sin éxito -tanto académicamente como electoralmente. Sin embargo, siendo de poco bagaje intelectual (un parado afirma que sus neuronas no llegan a seis millones) enseguida le hicieron Consejero, que es algo así como tertuliano de radio pero ni siquiera tienes que aparecer por el Consejo y eso huele a familia bien de rancio abolengo, porque a mi por más que estudio solo me piden consejos y de vez en vez. Con el poder que le dan 400 votos -eso sí aquí los votos valen millones de euros- se permite descalificar de una tacada al I.N.E. y a los responsables de todos los males de España.
¡Ay, Juanito! ¿acabarás como quien te precedió? El tiempo lo dirá.