20 febrero 2013

De la Escuela de Padres de hoy.

Mientras hablaba la ponente, observaba desde atrás comentarios aprobadores. Las cabezas decían, sí, eso me pasa.
Comemos de más -me decía yo-. El exceso de vitamina A produce cefaleas y heridas en los labios. ¿A qué al final va a ser eso?