02 noviembre 2012

El límite del deseo.

(Primero disculpas si ofendo que no es mi deseo)
Cada vez que veo a una persona mayor (muy mayor, mucho más que yo, incluso más que mi padre) preocupado/a por echar la primitiva, porque no se le pase la lotería o no pierda el boleto del euromillón, me planteo hasta cuando puede una persona jugar, cuánto tiempo puede quedar para disfrutar -caso de suerte milagrosa- una primitiva de 80 millones de euros ¿Qué puede hacerse con tal cantidad cuando tienes 80 años? Sé que nadie -salvo suicidio sobrevenido- desea morir un día antes de tiempo y también que nadie pone -salvo estupidez adolescente- límite a la edad en que puede morir. Siempre necesitamos un día más, otra semana, un mes siquiera, varios años para poder arreglar esto o aquello, o simplemente para pasear de nuevo por el parque y ver a Dª Margarita o D. Agustín. Pero salvo dejarlo a los hijos (el amor es así) en qué puedes gastar con ochenta años, y revisiones médicas semanales, ochenta millones de euros.