22 octubre 2012

Un nada.

Entre la primera excursión a los patos con Teresa y la excursión a Segovia de este mañana han pasado dos o tres noches, cuatro cines y unas pocas excursiones, charlas y paseos. Un nada. Demasiado poco tiempo para verla abandonar el nido volando feliz.