17 octubre 2012

Extinción.

El mueble del zaguán de la U.P. va vaciándose en un proceso selectivo de extinción en el que aparecen huecos cada día más grandes (ahora extiendo las publicaciones para dar sensación de lleno). Es lo que pasa con todas las bolsas, si se saca y no se mete se vacían.  Así que lo que me parecía increíble va sucediendo. La borrachera de excesos publicados dejó en mis manos (en la última -LA ÚLTIMA- Asamblea de UU.PP.) al menos 20 cajas llenas de libros y carpetas que vamos entregando a los alumnos de los diversos cursos. Ya no se publica nada, quizá porque no hay mucho que publicar después de matar o dejar morir tantos programas socioculturales. 
Nota: De preservativos ni te cuento. Lo mismo el 1 de diciembre de este año las mesas se sustituyen por confesionarios ¡¿Quién sabe?!