28 septiembre 2012

Unos entran y otros salen.

Presupongo mayor acceso a la información, pero sería bueno elaborar un diseño cuasiexperimental. El hecho es que -no todos, claro, pero sí bastantes- vuelven algunos que se marcharon y abandonan otros que han estado. Todo ello en armonía con el pensamiento regidor y por supuesto más allá de consideraciones perversas y dando fe de legalidad (hasta donde a uno le es posible).