25 agosto 2012

En los límites de la realidad.

Me hallo así, como en el famoso título. Tal vez estoy de-sin-formado y no me entero. Al fin y al cabo el plan de estudios que cursé es tan viejo que lo reformaron desde entonces al menos cuatro veces. O tal vez es que, como entonces en aquellas clases separadas por sexo (yo no estudié con chicas hasta C.O.U. y vaya si me enteré de lo que era estudiar con chicas, sobre todo en primavera), hay materias de las que no me entero. Pero me sucede que confundo la realidad con la broma, de manera que la defensa que Wert hace de los colegios sexistas podría ser una inocentada estúpida y la pretendida broma de clan boys/clan girls no. O quizá las dos son están en el límite. Un borderline educativo. Sin más.