19 julio 2012

Un cuento de Alberto Vázquez-Figueroa

COMO CAMBIA EL CUENTO

Durante el verano las cigarras cantaban mientras las hormigas trabajaban
y reunían alimentos para el invierno.
Cuando éste llego las cigarras le dijeron a quien gobernaba el bosque:
¿Por que no no le robas la comida a las hormigas y nos la repartimos?
Al gobernante le parecio una buena idea y las hormigas murireron de hambre.
El verano siguiente nadie trabajo guardando alimentos, durante el invierno las cigarras
murieron y el gobernante ya no tuvo a quien gobernar.
El bosque se llamaba España.