22 marzo 2012

De un modo u otro ganaremos.


Ya me hice eco en este blog del exoesqueleto, ahora llega esto. No sé si en esta carrera vencerán los neurocirujanos o los ingenieros pero si sé que tarde o temprano todo el mundo andará. Y a mi, que soy de natural llorón, se me pone la piel de gallina solo de pensar que así sucederá.