07 febrero 2012

Mentidero

¿Es la mentira lo único que no perdonamos? Salgo de mi sueño matutino con la noticia de que el CIS (la estadística es una mentira científica) afirma que el que manda saca 14 puntos de ventaja a su perseguidor, y de que no parece que vaya a cambiar aunque las relaciones laborales se conviertan en un písemesiquiere (parece mentira). La mentira sobre el 11M dió un vuelco electoral y la mentira sobre no hay crisis propició otro. Así que parece que mentir no es bueno para cobrar del Estado, aunque los que les damos la oportunidad de vivir de eso sabemos con certeza que mienten. Mentir bien es un arte, propicia ventajas evolutivas a monos, pájaros y peces que lo practican. Mentir mal te devuelve a la casilla primera.