13 diciembre 2011

Edificios sin salida

Me está pasando con frecuencia, aunque no siempre, que cada vez que intento abandonar un edificio de trabajo, vuelvo porque no me dejan salir, me encuentro a alguien que viene a verme, me dan un no sé qué para guardar o un si sé quien para charlar. Son edificios sin salidas, parece que te vas pero nunca lo consigues. Jajajajaja.
Nota: Esto no da ni para un twitt pero tenía que contarlo.