05 octubre 2011

No puede, no sabe, no contesta

Tal vez, sólo tal vez, el problema de la no dimisión política, algo anecdótico aquí, se deba al noble fin de no aumentar el paro con la propia dimisión.