19 agosto 2011

Un insulto con firma

Del adiós que Pérez-Reverte dice al Presidente me gusta una parte en la que habla de las ratas:
"Hasta sus más conspicuos sicarios a sueldo o por la cara, esos golfos oportunistas -gentuza vomitada por la política que ejerce ahora de tertuliana o periodista sin haberse duchado- que babeaban haciéndole succiones entusiastas, dicen si te he visto no me acuerdo mientras acuden, como suelen, en auxilio del vencedor, sea quien sea"
¡Fuerte, ¿eh?!