31 agosto 2011

Perros

El perro de su amo que ladraba antes diciendo que sí, es el mismo perro de su amo que ladra ahora diciendo que no. La fidelidad se liga al pan.