11 agosto 2011

A la calle

Inyectamos, reanimamos, revitalizamos, renovamos, recortamos, retocamos, lloramos y suplicamos, pero nada reanima al animal. El bicho está enfermo de muerte y no hay quien lo salve, mientras tanto los gobiernos, como galenos antiguos, prestos solo a colocar sanguijuelas y hacer sangrías, se afanan en parchear lo imparcheable. El sistema está enfermo, muerto de avaricia, y nadie es capaz de reinventar uno nuevo. Los presidentes, consejeros y alcahuetes de los FMI, Bancos Centrales y Economistas al mando están demostrando -sobradamente- su incompetencia. Que los echen de una vez. Por favor.
(Nota: Juro solemnemente que lo que ha hecho esta mujer, alquilar una avioneta para sobrevolar Wall Street con un cartel que dice deberíais estar todos despedidos, lo he visto con posterioridad a este post, pero indica que va siendo penamiento común. Si no saben hacer su trabajo que vayan al paro)