24 agosto 2011

Economía doméstica

Descubren ahora quienes nos gobiernan, aquí y allá, y también quienes nos gobernarán, que no puede gastarse más de lo que se gana, y tal descubrimiento les produce tal autocomplacencia que lo pondrán por escrito dentro de las Cartas Magnas Europeas.
Nunca es tarde, nunca es tarde, lo sé.