30 julio 2011

Un mundo distinto en unas horas

Como un niño no deja de sorprenderme que salgas con el coche recorras unas horas de viaje (normalmente demasiadas) y te encuentres comiendo en otro lugar y a la tarde asistiendo a las actividades festivas de Cádiz o de Soria (por poner un ejemplo). Musica (oficial programada y extraoficial de calle ) y delicias, también culinarias, sí.