07 julio 2011

Baterías recargables y Placas Solares

Cada día al ir a trabajar me cruzo con dos tipos de personas: Unas son pilas recargables. Las veo el lunes y están pletóricas, como si les encantara ir a trabajar. El viernes su saludo es casi apagado, su sonrisa inexistente. Es casi seguro que precisan recarga para volver al estado risueño del inicio de la semana; Los otros tipos de persona son como placas solares. El lunes van apagados y a medida que avanza la semana van esbozando una sonrisa. El viernes están cargadas a tope, capaces de iluminar una calle entera.