20 junio 2011

Tableta

¡Ah, terrible! Dos grandes defectos.
El primero: Si vas a la Isla con solo un ocho por ciento de la batería se te acaba y dejas de leer el libro.
El segundo: Si vas a la Isla con un libro cualquiera y lo dejas encima de la toalla no hay dios que te lo robe, ni aunque te lo propongas. Temo que mi (adorada) tableta no resistiría un minuto sola si se quedara guardada en el bolso mientras me baño.
¡Terribles, terribles defectos! La usaré mucho más, más aún. Encontraré más inconvenientes y los contaré.Palabra.