16 junio 2011

Mapa de genes

Contemplo entusiasmado el plano de París que mi hija ha colocado bajo el cristal de su mesa de estudio con los lugares que visitó en el último viaje, y recuerdo cómo yo hice lo mismo en su día. Los genes -me digo- y aunque sé que eso es científicamente imposible, sé también que ella jamás supo que yo en su día, muchos años antes de su nacimiento, conservé bajo un cristal el plano de mi primera visita a París con las marcas de lo que visité.