25 enero 2011

Coherencia

Cuesta tanto encontrarla hoy que cuando alguien descubre su error y corrige, merece ser reconocido, valorado y publicado por doquier. ¡Felicidades, Álex! y mis deseos de éxito continuo. Lo fácil hubiera sido seguir tomando café al amparo de quien dirige las Mentiras y Gordas.