01 octubre 2010

Muere

No se puede tener lo que más amas salvo que lo encarceles.
Si lo haces ya no queda nada de la magia y
por supuesto muere.

No se puede tener más de un rato la arena blanca,
a veces el deseo la atrapa entre cristales y,
por supuesto, también muere.

No se puede tener lo que más quieres.
Si lo tienes ya no vuela, ni corre.
Muere.

No se puede tener eternamente el agua entre tus manos,
ni el amor, o el fuego en tus entrañas.
Los mejores sueños no viven de por vida, y
siempre mueren.