21 mayo 2010

Introversión

Lo fácil es, siempre, la media. Lo bajo no da para nada y lo alto es inalcanzable. Justo por eso nunca se coge a quien tiene más. Ahora dicen ¡al ataque! y me suena a chiquito. Ahora, justo ahora, hay que recordar lo que dijo John Keynes: "No hay nada más tímido que un millón de dolares" (o de euros)