09 mayo 2010

Ecuaciones (la vida no real)

Cuando hacía ecuaciones (y ahora veo cómo mi hija las pelea) siempre me pareció estúpido tener que enfrentarme a cosas como "una empresa de alquiler de coches ofrece dos modelos, uno de cuatro plazas y otro de cinco. Ayer la empresa alquiló diez coches en los que viajaron 42 personas y quedaron dos plazas sin ocupar ¿Cuántos coches alquilaron de cada tipo? Yo siempre decía que para tales cosas lo mejor era mirar el libro de registro y comprobar cómo fue el día de ayer pero jamás me dieron tal solución por válida. Sé (gracias a los estudiosos de Piaget) que la solución de estos problemas ayuda a elaborar nuestro pensamiento formal (ese que todos deberíamos alcanzar según Piaget pero que no todos alcanzamos). El caso es que ese razonamiento no vale para vivir y por eso es difícil de razonar. Soy incapaz de imaginar al notario leyendo ante vendedor y comprador: "El perímetro de la parcela rectangular es 350 metros y el triple de su largo es igual al cuádruple de su ancho...por tal parcela pagará una cantidad de euros que es igual al triple de la que pagó el dueño anterior al que se le hizo una rebaja sobre el precio de un veinticinco por ciento..."