25 mayo 2010

Campamentos Bipolares

Aquello era casa de todos, democratización de la cultura, decía yo, al mismo tiempo que hablaba de autogestión y autogobierno. Todo muy anarquista, tanto que pepe siempre decía de mi que yo militaba en you (fonética|iu|). Así que cuando llegó, diez años atrás, la directora de la EOI (Chus, al César lo que es del César, gracias) hablando de la posibilidad de hacer un campamento urbano aceptamos de inmediato y montamos un tiberio de no te menees, tanto que al siguiente año triplicamos el número de plazas. Entonces, no había nada ni nadie que organizara algo así, luego las imitaciones se expandieron como moho (incluyendo autocopia, ¡maldito xerox social sin neocortex!) y hoy no paro de ver carteles anunciando campamentos urbanos de todo tipo.