17 abril 2010

Iva (n) el terrible

Y la razón es (nunca la creerías) que los libros físicos son productos mientras que los digitales servicios. El burro cayendo y el amo perdiendo los dos se van entendiendo. (Nota: este refrán educativo lo aprendí de mi padre hace muchos años, parece que muchos no han tenido padre de quien aprender)