28 enero 2010

2012


Es como un manual de instrucciones escrito en Noruego por un Sami y traducido de esa lengua al Español por un Japonés. Si entiendes algo me lo cuentas. Por curiosidad busqué mi kin (y dos más). Estos tres, para mi emoticonos, vivimos en casa. No me extraña que leyendo esas cosas alguien piense que el mundo acaba. Lo sorprendente es que haya empezado.