15 enero 2010

16

Me gustaría tener un santo festivo, uno de esos que te colocan una fiesta, de vez en cuando, en martes o jueves y te montas un puente, pero aquí no tenemos de esos. El problema es que este obispo poco tiene que ver con nosotros pero por alguna razón de soberanía religiosa se confundió contenido con continente, velocidad con tocino, patatas con nabos, ciudad con diócesis y así nos ha ido desde siempre. ¡Nosotros, herederos de tutela real, dueños de este cantón independiente ¿permitiremos que un santón Cartagenero nos festivalice?. De ningún modo. Imagino que el argumento esgrimido por comerciantes (abandono infiel de sus tiendas por las de Madrid) ya no es válido. Aquí ya no compra nadie salvo a franquicias. Así que la razón de no fiesta el 16 ha de ser otra. Fulgencio nunca fue santo de nuestra devoción.