15 octubre 2009

Confesión y propósito

Exemplo XXXIIº - De lo que contesció a un rey con los burladores que fizieron el paño

Es un cuento de Don Juan Manuel que no he leído hasta hoy. Entono un mea culpa por haber hablado muchas veces de Andersen y nunca del sobrino de Alfonso X. Contrito prometo enmienda, lo que incluye no volver a atribuir al danés lo que no es suyo, y lectura sosegada de los ejemplos (Dios bendiga internet), y si se confirma algún día la sospecha de que él también a su vez lo tomó de árabes, hindúes o griegos, enmendaré una vez más. Sólo el error daña la inteligencia.