09 septiembre 2009

Yo creo en esto

No sé qué es lo que más ha disgustado a los totalitaristas -diestros o gachos- del discurso de Obama a los estudiantes. No sé si ha sido el hecho de que madre le diera clases a las cuatro y media de la mañana, o tal vez el que diga a los estudiantes que no vean tanta tele, ni jueguen con la X-Box. Quizás lo que les moleste sea su afirmación de que hay que trabajar duro y no desanimarse nunca y que el descubrimiento de que eres un buen escritor o un buen científico sólo puede hacerse a través de la educación. A lo peor es la advertencia a los alumnos de que cuando abandonan, abandonan al país. Los diestros mencionados dicen que el discurso adoctrina políticamente y los gachos que hay mucho que solucionar. Ya sé que en EE.UU. - y en todas partes- queda mucho "tajo" pero, sinceramente, no sé qué puede molestar de este discurso. Yo quiero que mi clase política hable así de educación aquí. A lo peor es que soy un inconsciente. O no entiendo nada.