01 julio 2009

Romántico viejo

Me dan las gracias vía mail, tanto C. como M.MB., tras haber aprobado con buena nota la asignatura que tutorizo. Alumnas fieles a una actividad -la de las tutorías- devaluada, no obligatoria en ningún modo, que exige (por tanto) por parte de los tutores y de los esforzados alumnos de la UNED un esfuerzo añadido, ya que quienes exponemos no poseemos capacidad decisoria alguna en las notas. Es por esa razón por la que la noticia de la nota (todos los años lo hace algún alumno/a) me alegra tanto. Soy de vieja escuela y romántico viejo por lo que siempre he agradecido mucho que alguien dedique parte de su tiempo a enseñar (me) al que no sabe.