17 junio 2009

Sentimiento extremeño

Es verdad lo que dice Alonso de la Torre (a quien no tengo el gusto de conocer), la crema de bellotas extremeña es incomparablemente superior al baileys. Ni siquiera en la cuna dublinesa (a pié de fábrica), que exporta a todo el mundo y logra un pico de producto interior bruto para el país , encontré un sabor tan lleno de matices como el que provoca la crema de bellotas y sin embargo aquí todos toman la leche de Irlanda. Lamentablemente, y ejemplos podemos encontrar a diario, este sí que es nuestro hecho diferencial. No me extraña que en la financiación autonómica quieran colocarnos la palabra solidaridad.