28 junio 2009

La U invertida

Mira tú que a lo mejor estamos en el punto de inflexión de la curva y empezamos el descenso. Resulta que por fin el Defensor del Menor de Madrid manifiesta que las series televisivas que se consumen tan alegremente por parte de adultos infantilizados y niños resabiados son nocivas. ¡Maravilla de las maravillas!, ahora sólo falta que se respeten cosas tan sencillas -ya firmadas- como los horarios de emisión. Y de otro lado, por fin la FAD, ha creado un anuncio donde tomar drogas es algo jodido y no molón. A lo peor no es mérito de FAD si no del director del corto (Álex de la Iglesia), puede ser. Ser un país de pésimos resultados académicos y puntuaciones elevadas en consumo de drogas no puede hacernos soñar en un futuro espléndido.
(Nota: ya sé que soy optimista pensando que esto va a cambiar pero me gustaría que fuera así)