25 junio 2009

En Oviedo y en Gijón

"Es muy sencillo -dijo Henry Cortez-. La industria más grande de Suecia, con toda diferencia, es la construcción. Se trata de una industria que, en la práctica no puede mudarse al extranjero por mucho que Suecia finja tener una oficina en Londres y cosas por el estilo...
Para cualquier industria normal el objetivo es reducir los precios. Con la industria de la construcción sucede lo contrario: pasan olímpicamente de reducir costes, lo cual hace que el precio del metro cuadrado aumente y que el Estado realice una serie de subvenciones con dinero público para que el precio final no resulte absurdo... Pongamos, por ejemplo, que si desde los años setenta la evolución de los precios hubiera sido la misma para una hamburguesa, un Big Mac valdría hoy algo más de ciento cincuenta coronas como mínimo..."
"La reina en el palacio de las corrientes de aire" Millennium 3