31 mayo 2009

Inauguración


Imposible atender a tantos amigos. Un poco, claro, por los nervios escénicos, también porque afortunádamente nos vimos rodeados de muchos (a algunos ni siquiera los ví aunque sé que estuvieron). Otros tantos no pudieron acudir a la cita, pero sabemos que estaban también allí. Gracias a todos. Sin vosotros todo hubiera sido distinto.
N.B. Esto es sólo un botón fotográfico